Sexualidad femenina sin tapujos

0
17
Petra Minaya
Hoy Noticias/Santo Domingo,R.D–La sexualidad femenina es un tema que, desde épocas remotas, ha estado envuelto en un sinnúmero de tabúes.

A nuestros abuelos, por ejemplo, siempre le inculcaron que la mujer solo era una especie de objeto que el hombre tenía en casa para satisfacer sus necesidades y hacerse cargo de los quehaceres del hogar; sin derecho a expresarse, a pedir, a exigir.

El tiempo fue el mejor aliado para que fueran desplazando poco a poco los pensamientos errados que envolvía a la sociedad, cuando de hablar de sexualidad femenina se trataba. La doctora Rafaela Burgos define este concepto como un área fundamental que se rige por cambios no solo físicos, sino también en lo emocional, relacional y a nivel social.

Según la experta, este término no debe ser visto por las personas solo como una forma de respuesta física hacia un individuo; no solo desde la genitalidad, sino que debe ser vista como algo más integral.

Conoce tu cuerpo
De acuerdo con la especialista Ana Simó, siempre es factible que la mujer pueda explorar su cuerpo, olvidarse de los defectos que pueda tener y simplemente conocer cada centímetro de su anatomía.

Chequeo médico
Lo más recomendable es que la mujer se presente a su médico anualmente y se realice los chequeos de lugar. Esto es fundamental a la hora de cuidar su cuerpo, porque así se podrá detectar cualquier anomalía en el debido momento.

Cuidar el aspecto físico también es importante

El cuidado personal en las féminas, más que una obligación, debe de ser una de las mayores preocupaciones que debe tener una mujer en todo momento de su vida.

Esto no envuelve solo el cuidado médico, dígase visitas al ginecólogo y demás, sino que el cuidado corporal es superimportante, porque brinda de cierta forma más seguridad de sí misma.

Puntos como: estar pendiente del cabello, sus manos, las uñas tanto de las manos como la de los pies, la depilación, son detalles fundamentales a la hora de una mujer sentirse cómoda y confiada en cualquier aspecto de su vida, tanto con su pareja como con cualquier otra persona con las que comparte.

Sí, realmente es más fácil estar pendiente de su apariencia cuando no tienes compromisos de atender hijos y una casa; sin embargo, siempre es bueno hacer lo posible y poder sacar tiempo para el cuidado personal, para complacerse a sí misma y olvidarse por un momento de los problemas, y cualquier otra cosa que demande mucho tiempo de su parte.

Sin que pueda volverse una obsesión, sacar tiempo para ir al gimnasio también es importante, ya que aparte de cuidar su figura física, también es sinónimo de salud para su cuerpo.

Pensamientos errados en la mente femenina

Según diferentes expertos en el área, muchas veces las féminas le dan rienda suelta a su idea de querer complacer a sus respectivas parejas en todo, con la única intención de hacerlas sentir a gusto. Pero, ¿qué pasa con ellas? Se quedan calladas porque para ellas lo único importante es estar bien con esas personas.

FINGIR ORGASMOS: Complacer a su pareja es bueno, pero no es saludable para ninguno de los dos el hecho de hacer creer que estás satisfecha, cuando es totalmente falso.

SER COMPLACIENTE EN TODO AÚN EN CONTRA DE TU VOLUNTAD: Se ha vuelto común entre muchas parejas, experimentar cosas nuevas en la intimidad. Las parejas múltiples son un ejemplo palpable de esto, pero, si no estás de acuerdo en realizar una acción como esta, tienes derecho a decir que no sin que te juzguen.

NO TOMAR LA INICIATIVA: A veces por miedo a que te señalen de experta, no osas en ser la primera en buscar estar con tu pareja. Sin embargo, es un pensamiento muy antiguo. Según la experta Ana Simó, es válido que sea la mujer quien busque de su pareja siempre que lo desee, sin restricciones.

FALTA DE EXPRESIÓN: Muchas veces los hombres son tildados de machistas, pero la mujer también lo es cuando piensa que su pareja se puede sentir mal, si llega a expresar cómo le gusta que la complazcan.

NO LEER ACERCA DEL TEMA: Leer es la mejor manera de orientarse cuando no se tiene la información debida acerca de un tema. Sin embargo, esta práctica no es la más realizada por las mujeres cuando de este caso se trata. La doctora Ana Simó aconseja que leer revistas y libros referentes a la materia, es la mejor manera de nutrirse y salir de cualquier interrogante que atormente sus pensamientos.