Que nos duela

0
5

Sin Etiquetas

Altagracia Kubinyi

Hoy Noticias/Santiago,R.D–Camino al Monumento a los Héroes de la Restauración conversé, junto a otros pasajeros, de la cultura del “todo está bien”. Durante la breve charla notamos que existe una grave ausencia del asombro como una capacidad de alerta.

La gente sale a la calle y valida la delincuencia como una acción normal. La ciudadanía escucha en la radio la violación de un padre a un niño o niña y eso también es algo que no genera ninguna sorpresa.

No nos sorprende el tiroteo del barrio calle, los “intercambios de bala”, el atropello de la policía. Si eso no es algo de cuidado, mucho menos lo será que un niño esté en los semáforos pidiendo y vendiendo flores en horas de la noche.

Es “normal” que durante un accidente la gente “informada” antes que ayudar. Robar también es normal.  Las frases del no asombro son: “eso siempre ha existido”, “desde que yo tengo uso de razón la gente ha matado, ha violado, ha violado”.

Pensemos por un momento que nunca el maltrato ha sido bueno, que no es normal que un infante de 8-15 trabaje cuando su única función debe de ser estudiar y jugar. ¿Cómo es normar una violación?

¡Vamos a asombrarnos! ¡empoderémonos!

#SinEtiquetas