Molina se expresa en silencio y los urbanos en lo que le han enseñado

0
45
Don-Miguelo-y-José-Antonio-Molina
Juan Isidro Inoa
El maestro musical José Antonio Molina ha lanzado duras críticas contra unos “carajitos” que andan por ahí copando la audiencia y los escenarios. Según Molina (y ahora el “Ministro del Cultura”, su tocayo José Antonio Rodríguez) esos tipos tiran veneno en sus canciones.
Por ello, ahora el exdefensor de las libertades, el cantante, compositor y exrevolucionario y diputado Manuel Jiménez, quiere que se nos obligue a escuchar una musica para la cual nuestros oídos no han sido educados. Esos jóvenes que con su música han podido entronizar con esta generación.
En la publicación del curriculum del maestro José Antonio Molina, que se ha hecho para minimizer a Don Miguelo, Molina ha hecho to’ los cursos del mundo mas 32 que está por hacer. Mientras que el curriculum de Don Miguelo se podrá poner que fue sastre y las experiencias que le da la vida de una sociedad que no le garantiza mas que la sobrevivencia a “capa y espada”. Decía uno de los clásico del pensamiento revolucionario que “las clases no se suicidadan”, y José Antonio está defendiendo su clase. Lástima que sólo Don Miguelo defienda la de él porque los demás les temen al apellido de su destructor.
Con los recursos y facilidades de Molina esos jóvenes quizas hubieran sidos mejores que él pero con lo que les ha dado esta sociedad hay que reconocerle sus talentos. Unos “tipos” de barrios, callejos y patios, han podido salir a flote y lograr sacar su familia de la pobresa que combate el presidente Medina. En vez de reprocharlos hay que alagarlos. “Tígueres” que de la calles han ido a grandes escenarios de Francia, como el caso de los “Teke Teke” o como Don Miguelo que fue invitado al premio “Juventud”, siendo visto por mas de 50 millones de de televidentes, es digno de reconocimiento. El merengue era rechazado en la sociedad, y no hace mucho que Víctor Víctor no fue a una premiación porque se ignoraba la bachata. Hoy bachata y merengue son dos géneros que representan nuestro país en el mundo. Si es verdad que en su música hay veneno parece que el mundo quiere el suicidio porque por todas partes los claman. Estamos en un cambio de generacion y un grupo se resiste a ceder el espacio perdido. Por esta discución he tenido que escuchar “La cola de motora”, “Siete Loca en la piscina” y “Ella le gusta como yo le doy” de Don Miguelo y después de escucharlo solo puedo decir… Ma’Gueno Quejasí!