Más de 4,000 millones defraudados al Estado

0
9
Hoy Noticias/Santo Domingo,R.D.-La Dirección General de Impuestos Internos (DGII) informó ayer que 60 policías comandados por un coronel, 18 fiscales y 17 agentes investigadores realizaron allanamientos para detener a los involucrados en un supuesto fraude fiscal sin precedentes detectado por la institución recaudadora y que pertenecen al grupo Tremols Payero.

La defraudación fiscal, según la DGII, asciende a RD$4.127,5 millones, sin incluir los intereses indemnizatorios y demás recargos, que elevarían el monto a RD$9.321,7 millones.

Una declaración indica que el caso surge de la investigación realizada por la DGII al grupo Tremols Payero (“Tremols Group”,  como se identifica en las redes sociales), integrado por Ramón Rafael Tremols Payero, Eddy Samuel Tremols Payero, Leonardo Antonio Tremols Payero, Hervys Rafael Tremols Payero, Daniel de Jesús Tremols Payero, Rafael Alberto Tremols Acosta, Eduardo de Jesús Tremols Cruz, Carmen Adela Tremols Cruz, Maritselly Cruz López, Néstor López Alcántara, Wáskar Alberto González Payero, Amanda López Cuevas y Doris López Urbáez.

Precisó que estas personas físicas se valieron del uso de varias sociedades comerciales para cometer la defraudación fiscal, entre las que se encuentran Suplidores Generales Dominicanos, S.R.L. (Supligerdom), Licores y Bebidas del País, S.R.L. (Libepa), Bodegas de Iberia, S.R.L., Dominican Hotel Register Company, S.R.L. (Doterco), Licores y Bebidas Dominicanas, S.R.L. (Libedom), Constructora Aspen, S.R.L., Inmobiliaria E.J.T., S.R.L., Licores Royal, S.R.L.

La DGII refiere que, a través de sus mecanismos de control, detectó que algunas de las empresas del cártel Tremols Payero reportaban compras por valores multimillonarios a otras empresas que no tenían una estructura para realizar esas ventas y que no guardaban relación con su actividad económica.

Determinó, además, que eran compras ficticias que tenían como propósito deducir gastos también ficticios de la renta neta imponible y de esta manera dejar de pagar los impuestos correspondientes, para lo cual utilizaban facturas con Números de Comprobantes Fiscales (NCF) para simular el carácter ficticio de las operaciones así reportadas.

“La gran mayoría de las compañías utilizadas para las operaciones ficticias por valores multimillonarios no tenían capital de trabajo, no tenían patrimonio registrado, no reportaban ingresos significativos y no pagaban impuestos, no tenían planilla de personal fijo, no reportaban compras o importaciones que le permitieran justificar las ventas ficticias que realizaban a empresas del Grupo Tremols Payero u otras entidades inoperantes, que por su lado tampoco tenían una estructura para realizar estas operaciones y sus domicilios reportados eran falsos”, expresa la declarción de la institución estatal.

Cita que algunos de los propietarios o controladores de las compañías que vendían mercancías a las empresas del Grupo Tremols Payero, admitieron que no tenían relación con estas últimas, que no vendían los productos indicados en las facturas falsas que se producían, que no habían autorizado el uso de sus NCF para tales operaciones, e incluso que sus empresas estaban sin operaciones.

(+)
TIPOS PENALES EN QUE INCURRIÓ EL GRUPO

Su investigación, afirma la DGII, logró establcer que el Grupo Tremols Payero usó sociedades fantasmas y NCF falsos, para simular costos y gastos con la intención de disminuir ilegítimamente los impuestos a pagar. La compra e importación de materias primas para producir clandestinamente bebidas alcohólicas destiladas (ron, whisky, licores y vinos) para posterior venta y dejar de pagar el impuesto correspondiente, además de la presunta presentación de reportes y declaraciones juradas sustentando compras ficticias. También le imputa la obtención de bienes provenientes de actividades ilícitas, ocultamiento de bienes, posesión, administración y utilización de bienes procedentes de delitos. Sobre los tipos penales atribuidos, especifica defraudación tributaria, elaboración y comercio clandestino de productos gravados, perjurio y falsedad en las declaraciones juradas, faledad y uso de documentos falsos, lavado de activos, estafa contra el Estado y asociación de malhechores, en violación de los códigos penal y tributario, así como la ley de lavado de