El Hospital Infantil Arturo Grullón asiste a 142 menores con VHI, en la región del Cibao

0
29

Onelio Domínguez

Hoy Noticias/Santiago,R.D.-La Unidad de Tratamiento del VIH del Hospital Regional Infantil Arturo Grullón de Santiago está ofreciendo tratamiento a 142 menores de la región del Cibao, infectados de este virus, de los cuales 139 están en terapia antiretroviral y tres de ellos esperando las pruebas.

La directora del centro infantil Cruz María Santana señalo que los servicios de tratamiento del virus de Inmunodeficiencia Humana VIH, son ofrecidos a todos los niños, niñas y adolescentes, sin importar   la nacionalidad y sin discriminación.

El encargado regional II del VIH , que comprende las 14 provincias del Cibao Eliel Rosario sostuvo que esta unidad, que atiende niños pediátricos con una calificación muy alta en cuanto a las atenciones, con resultados ´positivos, en todo el país.

Explicó que en lo que va de año se han detectados unos 11 niños de diferentes nacionalidades y provincias del Cibao, que padecen del VIH, por lo que estos están siendo tratados por la unidad.

CONTAGIO VERTICAL

El galeno hablo sobre la disminución del contagio de trasmisión vertical, en vista de que los programas se están cumpliendo con todo el protocolo que establece el Ministerio de Salud Públicas.

Eliel Rosario calificó como una unidad modelo, porque los procesos llevado a cabo en hospital infantil, esto se ha replicado a nivel nacional, por sus eficiencia y buenos resultados.

La manera de trabajo de la unidad del VIH del Arturo Grullón se ha podido lograr que la carga viral, es decir la cantidad de virus en la sangre que tiene los niños infectados, hasta el momento está en su mínima expresión.

SALUD PUBLICA

Angela Ricardo, directora de la provincial I en Santiago, indicó como organismo de salud, realizan la supervisión y monitoreo de las unidades para que se cumplan las normas del Ministerio.

Ricardo dijo que está muy pendiente de que los medicamentos retrovirales estén, que el programa de trasmisión vertical se lleve a cabo, pero además que haya un seguimiento del médico que atiende ese paciente infectado.