Dominicanos adoptan medidas por temor de posible asesino en serie en Tampa

0
2
Hoy Noticias/Santo Domingo,R.D–Mirar por las ventanas antes de salir de la casa, cruzar el semáforo en rojo y llamar a una patrulla de policía para que esté en el parqueo de su trabajo antes de salir, son algunas de las medidas que ha adoptado una pareja de dominicanos que vive en el barrio Seminole Heights, en Tampa Florida, donde han advertido sobre un posible asesino en serie.

Son tres las personas asesinadas entre el  9 y 19 de octubre. Todos abordaron  los autobuses de la línea 9 que pasa por el sector.  El primer muerto fue   Benjamín Mitchell, de 22 años, el segundo asesinato, el día 13, corresponde a Mónica Hoffa, de 32 años y el tercero fue, el día 19 de octubre, Anthony Naiboa, de 20 años.

“Bueno el jefe de la policía  de Tampa dice que no sientan miedo, que no se encierren en sus casas, que actúen normalmente.  Pero si tu sabes que alguien esta acechando con un pistola y un silenciador es de preocuparse” expresó el trabajador dominicano quien tiene cuatro hijos y cinco nietos, todos residentes en Tampa, al igual que otros familiares.

En conversaciones con Listín Diario, el dominicano narró que la noche de este lunes,  diez  trabajadores que agotaban su turno a las 11:00 le pidieron a su jefe que llamara a la Policía para que esté en el parqueo de la escuela donde trabaja.

“Le dije al jefe que tenía que llamar a la policía, explícale que somos 10 trabajadores que vamos a salir a las 11 de la noche y necesitamos ver un carro de la policía en el parqueo.  Necesitamos sentirnos seguros. La policía mando una patrulla faltando 15 para las 11.    Yo trabajo en …,  en el mismo centro de Seminole Heights, a menos de un milla del tercer asesinato” indicó.

Pondera la vigilancia que tiene la policía y  los miembros de los Ángeles Guardianes de Tampa.

“Antes de salir hay que mirar por las ventanas y observar que la calle esté normal.   Anoche mi esposa venia por una calle, dos cuadras antes de llegar a la casa el semáforo estaba en rojo y dijo aquí no me van a agarrar y cruzó el semáforo en rojo. Aunque reconoce que eso es peligroso y violatorio a la ley, sabe que el temor que viven los lleva actuar de forma diferente.