Alcalde aboga por más seguridad en frontera

0
4
Hoy Noticias/Santiago,R.D–El alcalde de Santiago, Abel Martínez, declaró ayer que se requieren mayores esfuerzos para resguardar la frontera dominico-haitiana y evitar que personas indocumentadas sigan entrando a este territorio.

Según Martínez, proteger su línea limítrofe con Haití es un derecho propio y soberano de la República Dominicana.

El alcalde se reunió con la embajadora de Estados Unidos en el país, Robin Bernstein, quien visitó la ciudad de Santiago.

La diplomática manifestó que cada nación debe manejar su frontera garantizando su seguridad.

Martínez dijo que se identifica con el criterio de la embajadora Bernstein en su visita a Santiago.

Según el funcionario edilicio, la visita de la diplomática a esta ciudad forma parte del fortalecimiento de los lazos de amistad, comerciales y culturales de República Dominicana y Estados Unidos.

La embajadora exploró en Santiago asuntos relativos a lo educativo y lo cultural con la finalidad de realizar acciones de inversión en esas áreas.

En cuanto al alcalde Martínez, ha sido un gran crítico de la masiva inmigración de haitianos ilegales a este país.

Desde que asumió la Alcaldía, el ejecutivo edilicio mantiene operativos continuos para ahuyentar a haitianos ilegales que circulan por las calles de esta ciudad y que se dedican al comercio informal. También la Policía Municipal auxilia a las autoridades de Migración en operativos en contra de extranjeros indocumentados aquí.

Recientemente el alcalde Martínez declaró que de un total de 1,193 partos que se produjeron en el periodo del 1 de julio hasta el 30 de septiembre de este año en la maternidad Doña Renée Klang de Guzmán, de Santiago, 646 correspondieron a extrajeras indocumentadas, la mayoría haitianas.

Martínez expresó que de esa cantidad de extranjeras, 450 parieron de forma normal y otras 196 con cesáreas. El funcionario expresó preocupación por las estadísticas que registran los hospitales respecto a la gran cantidad de embarazadas haitianas ilegales que llegan aquí con planes de parir.